martes, junio 15, 2010

Aterra tanto volver a soñar después de una larga ausencia.




Perdí a mi amor,
me perdí en la espesa bruma,
el bosque de la vida me arrastro,
me arrulló hasta adormecer mi espíritu.


Si, así fui feliz en mi locura
inconsciente, serena, cotidiana.

Y luego desperté del sueño,
volví a soñar, a dudar,
a temer y amar cada palabra.
Me hundí en la tristeza,
la alegría me desbordo.


¡Y si! Así estoy hoy.
Entre el amanecer y el ocaso,
confundida, por haber vuelto a nacer.

2 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Esa confusión es normal.
Después vendrá lo hermoso.
Que lo disfrutes.

Saludos.

ss dijo...

años sin pasar por aqui me alegro que las buenas cosas se retomen, tambien yo retomé mi blog lavandole un poco la cara y despues de muchos silencios raramente interrumpidos. Jajajaja volvemos a la blogsfera

Se ha producido un error en este gadget.